Descargar

Compartir esta página

Energía

Energía Renovable

Al igual que la mayoría de las instalaciones de manufactura en los países donde operamos, la fuente de energía utilizada por nuestras plantas proviene tradicionalmente de combustibles fósiles, en especial combustible búnker. Los combustibles fósiles han sido el foco de mucha atención en los últimos años debido a sus efectos dañinos para el medioambiente. Los combustibles fósiles generan emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global. Estos además son recursos no renovables y continúan siendo recursos cada vez más costosos.

Gildan ya finalizó la transición de la mayoría de sus plantas de generación de vapor de combustibles fósiles a biomasa en Centroamérica y la Cuenca del Caribe.

En República Dominicana, el sistema de generación de vapor sustituye los combustibles fósiles por biomasa producida a partir de fuentes de residuos agrícolas y residuos de selección de los procesos de embalaje y producción.

En Honduras, la biomasa está formada por diversos residuos agroforestales, en especial palma africana, productos cosechados provenientes de plantaciones energéticas y residuos industriales no fósiles de los procesos de producción de Gildan.

En el 2016, el 32 % de la energía total utilizada por Gildan provino de fuentes renovables.

  • Beneficios clave de los sistemas de biomasa proveniente de Plantaciones Energéticas

    • Las plantaciones exclusivas de cultivos energéticos ofrecen numerosos trabajos diversificados en áreas urbanas y rurales, lo que reduce el flujo de migración a las ciudades.
    • La energía proveniente de la biomasa de estas plantaciones se considera un proceso neutral de carbón. Por lo tanto, no contribuye al calentamiento global ni al cambio climático.
    • La combustión de los cultivos de biomasa genera menos ceniza que el carbón con la ventaja de que la ceniza generada puede usarse como fertilizante de suelo orgánico.
    • Los cultivos de biomasa contienen niveles muy bajos de azufre.
    • Los cultivos de biomasa son una fuente local de combustible, independientemente de los precios fluctuantes del petróleo. Su uso en países desarrollados reduce en gran medida las presiones económicas que son resultado de los derivados del petróleo y aumentan la autonomía de energía en el país.
    • La biomasa es un suministro de combustible confiable, a largo plazo.
    • La biomasa apoya al desarrollo de agroindustrias para la producción de energía limpia y renovable.

QUIERO ENVIAR ESTA PAGINA