Descargar

Compartir esta página

Residuos

Índice de contenido GRI

En Gildan, uno de nuestros objetivos clave con respecto a la sostenibilidad ambiental es el de reducir la generación de residuos. Nuestros esfuerzos de reducción de residuos incluyen el reciclaje y la implementación de medidas de prevención de residuos en todas las etapas del ciclo de producción. Las buenas prácticas de manejo de residuos son esenciales para nuestras operaciones. Dado que usamos una gran variedad de materiales en nuestros procesos, es importante para nosotros asegurar que estos materiales se reutilicen al máximo, a la vez que aseguramos una disposición adecuada y responsable de los residuos producidos. Las actividades de disminución, reutilización y reciclaje de residuos son fundamentales para las operaciones de Gildan.

En comparación con las mediciones base del año 2015, Gildan habrá disminuido la generación de residuos destinados a vertederos en sus procesos de producción en un 10 % por kilogramo de producto en el año 2020.

Desde el 2015, la generación de residuos en las operaciones de Gildan ha aumentado en un 28 % por kilogramo de producto, con una tendencia en subida. En el año 2016, conseguimos reciclar o reutilizar un 86 % de los residuos totales producidos. 

El aumento de la generación de residuos se atribuye a esfuerzos de renovación en distintas instalaciones, que incluyen la planta de producción de textiles de Rio Nance 1 en Honduras y una de nuestras plantas de hilado en Clarkton, Carolina del Norte. Por otra parte, se atribuye también al aumento de la producción en nuestra nueva y más grande instalación de hilado en Mocksville, Carolina del Norte. 

Este aumento en la generación de residuos en el año 2016 es atípico; por esta razón, continuamos con el desarrollo de iniciativas clave que nos permitan reducir la generación de residuos y cumplir con la meta de reducirlos en un 10 % antes del 2020.

Uno de los puntos importantes tratados en la Cumbre de EHS 2016 de Gildan fue el de hacer un llamado al diseño de iniciativas de reducción de los residuos a nivel de instalación. Esto  permitirá identificar de mejor forma las iniciativas clave que puedan ser útiles para cumplir con el objetivo de reducir la generación de residuos en un 10 % antes del año 2020. Para continuar con la mejora de la tasa de aplazamiento de la generación de residuos de las instalaciones con rendimientos más bajos, se implementarán los programas más exitosos que hayan sido llevados a cabo por las instalaciones que presentan un mejor rendimiento.

Como primer paso en los esfuerzos de identificación de procesos de reducción de residuos, nuestro equipo regional de EHS de Centroamérica llevó a cabo un estudio profundo de los centros de producción de Nicaragua, Honduras y República Dominicana. Como parte del estudio profundo, se evaluaron los equipos utilizados actualmente para el control de residuos, con el objetivo de determinar si pueden cumplir con su uso esperado o si es necesario buscar mejores alternativas en el mercado. Además, se buscó determinar si se requieren equipos secundarios en las instalaciones de producción. El equipo regional de EHS también se encuentra evaluando las distintas opciones de servicios contratistas de eliminación de residuos en cada lugar de operaciones. 

Otras medidas que se están llevando a cabo en otros lugares de producción incluyen: la reevaluación de los conductos actuales de manejo de residuos con el objetivo de optimizar el reciclaje y reducir la cantidad de deshechos enviados a vertederos; la realización de campañas de concienciación para los empleados; y la implementación de iniciativas de "reducción en el origen", que incluyen la selección de productos con envolturas más simples y el trabajo con proveedores que permitan la devolución de los materiales de envoltura para su posterior reutilización o redisposición.         

El Sistema de Manejo de Residuos de Gildan fue desarrollado en 2007 e implementado a lo largo del curso de 2008 y 2009. Este sistema se basa en el concepto "4R-D": reducción, reutilización, reciclaje, recuperación y disposición final. Consiste en la identificación y la cuantificación de todos los residuos por tipo y peso mensualmente, además de la garantía de control y manejo eficaz de dichos residuos.

La implementación de este sistema de manejo de residuos supuso diferentes pasos clave a modo de buenas prácticas, las cuales después fueron comunicadas a los supervisores y al personal de producción en cada instalación de nuestra propiedad mediante diversas sesiones integrales de capacitación. Un equipo de personal dedicado brinda apoyo en la implementación de los pasos clave del programa, los cuales incluyen:

  • la descripción general del proceso de clasificación de los residuos;
  • la identificación de los procesos aceptables de manejo de los distintos tipos de residuos;
  • información específica para cada sitio a modo de medidas de reducción y clasificación de residuos para cafeterías, oficinas e instalaciones;
  • la creación de instalaciones adicionales para almacenar los residuos donde es necesario;
  • procesos para documentar y reportar información de residuos;
  • la identificación del impacto que tiene nuestro negocio en el ambiente; y
  • la identificación de oportunidades para continuar creando conciencia e integrar las prácticas de manejo de residuos.

 

Residuos peligrosos: residuos biomédicos, peligrosos y especiales.

Residuos no peligrosos: residuos para vertederos y reciclaje.

Los datos de residuos de vertedero para algunos sitios fueron estimados según datos anteriores.

Las cifras de la empresa se han normalizado según una referencia de base ajustada que considera las fusiones, adquisiciones y ventas de activos ocurridas desde el 2015. Para obtener más detalles acerca de la metodología utilizada para el ajuste de la referencia de base, consulte nuestra sección de informes.

El sistema de manejo de residuos de Gildan incluye buenas prácticas que fueron diseñadas de acuerdo con nuestros estándares corporativos. Estas incluyen, como mínimo, el cumplimiento con los requisitos legales de los países donde operamos.

La categoría de residuos especiales incluye: pilas domésticas (tanto desechables como recargables); baterías industriales; residuos de construcciones, renovaciones y demoliciones; residuos de tecnología de la información y la comunicación (ICT); y luces fluorescentes.

QUIERO ENVIAR ESTA PAGINA