Descargar

Compartir esta página

Materia Prima

Índice de contenido GRI
  • ALGODÓN

    El algodón cultivado en los Estados Unidos, reglamentado como un cultivo de alimentos y de fibras bajo estándares estrictos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) y de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés), representa la mejor combinación de calidad y valor para los productos de algodón y mezcla de algodón de Gildan. Bajo la guía de National Cotton Council (NCC, por sus siglas en inglés), la USDA y varias otras organizaciones, los agricultores de Estados Unidos han disminuido continuamente su huella ambiental gracias a la mejora de sus prácticas agrícolas.

    Desde 2009, Gildan orgullosamente ha incluido la marca Cotton USA en los materiales de empaque y envío de los productos de consumo. Esta marca reconocida internacionalmente, bajo licencia de Cotton Council International, simboliza los beneficios inherentes del algodón de los Estados Unidos por ser un cultivo altamente regulado.

    Gildan ha tenido cuidado al decidir utilizar principalmente algodón estadounidense para la gran mayoría de sus productos. Reconocemos las sinergias entre los programas sociales, ambientales y agrícolas entre la industria estadounidense y los valores del programa Genuinamente Comprometida de Gildan.

    Bajo la guía de National Cotton Council (NCC), la USDA y varias otras organizaciones, los agricultores de algodón estadounidenses se han asociado con la industria y el sector académico para desarrollar e implementar numerosas prácticas y tecnologías de conservación agrícola. Estas tecnologías han provocado una notable reducción de la huella ambiental.

    El uso de variedades de semillas ha aumentado el rendimiento de la producción, lo cual ha disminuido el uso del agua, el suelo y la energía. También han reducido la frecuencia e intensidad de aplicaciones químicas. Las prácticas de conservación agrícolas y los sistemas avanzados de monitoreo del suelo han reducido la erosión de este último y el impacto residual en el ambiente. El posicionamiento GPS y los sistemas avanzados de entrega permiten a los agricultores ser más eficientes durante la siembra, la fertilización y la cosecha, lo cual permite de manera efectiva una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y los impactos ambientales en el suelo y los ecosistemas vecinos.

    Los agricultores estadounidenses de algodón deben adherirse a las estrictas regulaciones y leyes laborales de los Estados Unidos. Estas regulaciones son probablemente algunas de las más estrictas en la industria global del cultivo del algodón. Las mismas brindan a los empleados lugares de trabajo éticos. Ya que el algodón se regula como un cultivo alimenticio, las condiciones de salud y seguridad en el lugar de trabajo son similares a aquellas de la mayoría de los alimentos que encontramos en nuestra mesa.

    A continuación, se encuentran algunos datos sobre el algodón de Estados Unidos:

    • La industria del algodón de Estados Unidos emplea a más de 126,000 personas, cuyas granjas tienen una producción valorada en más de USD 3,500 millones. El impacto económico de todas las partes que componen la industria del algodón de los Estados Unidos es de aproximadamente USD 21,000 millones de dólares.*
    • El algodón de Estados Unidos está regulado como cultivo de alimentos además de un cultivo de fibra por las agencias reguladoras de los Estados Unidos (USDA, USEPA y FDA). Por lo tanto, está sujeto a los mismos estándares rigurosos medioambientales que los productores de alimentos.
    • Los productores de algodón de Estados Unidos ofrecen ambientes de trabajo éticos y seguros, y respetan los derechos de los empleados de acuerdo con las leyes y los reglamentos que establecen la ley de Estados Unidos y OSHA.
    • El algodón de Estados Unidos es un cultivo tolerante al calor y a la sequía, donde dos tercios de una superficie plantada no requieren irrigación complementaria aparte de la precipitación.
    • Dos tercios de los productores de Estados Unidos usan labrado de conservación, que ahorra aproximadamente 907 millones de toneladas métricas de tierra por año y más de mil millones de litros de combustible para tractor. El labrado de conservación es un método diferente del labrado convencional.  Este reduce la erosión del suelo y, por lo tanto, reduce la pérdida de nutrientes. Además, aumenta la humedad del suelo y el contenido de materia orgánica en este.
    • El algodón de Estados Unidos es un absorbente de gas de efecto invernadero (GEI) neto. Más GEI se absorben en la fibra, plantas y suelo que los GEI emitidos durante todo el ciclo agrícola, desde la preparación del campo hasta la cosecha.

    * www.cotton.org/econ/world/detail.cfm

  • Posición de Gildan con respecto al algodón de Uzbekistán

    La gran mayoría del algodón utilizado por Gildan se produce en los Estados Unidos. A pesar de este hecho, exigimos que todos nuestros socios comerciales confirmen, mediante una declaración firmada, que no utilicen ni obtengan fibra de algodón proveniente de Uzbekistán. Continuamos trabajando para mejorar el proceso de la trazabilidad del algodón utilizado para nuestros productos. En 2013, Gildan estableció un procedimiento de evaluación de la trazabilidad del algodón para un grupo de sus proveedores de hilo de algodón con el fin de determinar que el algodón, el hilo o los productos que proporcionaron no contenían algodón de Uzbekistán.

    Los proveedores incluidos en la evaluación se seleccionaron según varios factores de riesgo, como su proximidad a Uzbekistán y las cantidades de hilo compradas por Gildan o por contratistas externos que fabrican nuestros productos. Desde 2014, un tercero realiza estas evaluaciones. La evaluación consiste en una revisión de la documentación de origen proporcionada a Gildan por parte de los proveedores de hilo identificados. Con este objetivo, se utilizó un cuestionario para el proveedor del país de origen y una plantilla de programación de fardo y combinación. El objetivo del cuestionario era solicitar información relacionada con los procesos de operación y producción de los proveedores de hilos, incluyendo la información relacionada con sus proveedores, y confirmar el origen de las fibras y otras materias primas. Completamos nuestras evaluaciones y podemos concluir que existe un bajo riesgo de tener en nuestros productos algodón procedente de Uzbekistán. De ahora en adelante, revisaremos la lista de nuestros proveedores de hilos según el enfoque de riesgo mencionado anteriormente y la realización de evaluaciones similares si se determina necesario.

  • Algodón Orgánico

    Las camisetas orgánicas son parte de nuestro catálogo de productos de la marca Anvil® (AnvilOrganicTM). Nuestras camisetas orgánicas se fabrican con algodón orgánico certificado bajo el Programa Nacional Orgánico de USDA. Algunos beneficios ambientales del algodón orgánico, incluyen los siguientes:

    • Reducción de la cantidad de químicos que entran en el aire, el suelo y el agua.
    • El uso de los métodos de cultivo, por ejemplo, la rotación de cultivos como forma natural para conservar el suelo, evitar las plagas y los cultivos de cobertura para fertilizar el suelo.
    • El uso de insectos y otros organismos para el control de las poblaciones de plagas. Además, el deshierbe se realiza de forma manual o mecánica en lugar de utilizar medios químicos.
    • Evitar el uso de semillas genéticamente modificadas.

  • Poliéster Reciclado

    La camiseta AnvilSustainableTM es un producto innovador elaborado con un 50 % de algodón orgánico peinado en anillo y un 50% de fibras de poliéster de tereftalato de polietileno (PET, por sus siglas en inglés) reciclado. El poliéster de PET reciclado se compone sobre todo de botellas de plástico de PET. Algunos beneficios ambientales de poliéster reciclado incluyen lo siguiente:

    • Ahorro de energía (consumo de combustible) en el proceso de producción del poliéster.
    • Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y químicos durante la producción.

  • Minerales en conflicto

    Nuestro Código de conducta, el cual aplica para las instalaciones de nuestra propiedad y también para las instalaciones de proveedores externos, muestra nuestro compromiso en adherirnos a los más altos estándares con respecto a los derechos humanos, las relaciones laborales y el medioambiente. Gildan se compromete a abastecerse de productos y materias primas de proveedores que mantienen prácticas responsables.

    En 2012, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos estableció ciertos requisitos de divulgación para las empresas que cotizan públicamente, a fin de identificar y divulgar productos que contienen "minerales de conflicto" (la "Regla de minerales de conflicto"). Los minerales de conflicto incluyen la columbita-tantalita (coltán, por ejemplo, tántalo), la casiterita (por ejemplo, estaño), wolframio (por ejemplo, tungsteno) u oro (además de sus derivados) cuyo origen es la República Democrática del Congo y países vecinos. La Regla de minerales de conflicto se adoptó en respuesta a las preocupaciones relacionadas con los abusos de los derechos humanos de los trabajadores y los pueblos indígenas de esta región, además de la utilización de los ingresos procedentes de la venta de tales minerales para financiar conflictos regionales.

    Gildan está comprometida a evitar el uso de minerales de conflicto en los productos que fabricamos y abastecemos. A tal efecto, hemos implementado un programa de cumplimiento diseñado para cumplir nuestras obligaciones en virtud de la Regla de minerales de conflicto. Nuestro programa de cumplimiento incluye las partes aplicables de la Guía de Debida Diligencia de la OCDE para Cadenas de Suministro Responsables de Minerales en las Áreas de Conflicto o de Alto Riesgo, además de procesos para identificar si cualquier mineral de conflicto tiene el potencial de estar presente en nuestros productos. También exigimos que todos los proveedores de los componentes metálicos utilizados en nuestros productos certifiquen por escrito que todos los productos o materias primas suministrados a nosotros están libres de minerales de conflicto.

    A partir de los resultados de nuestras debidas diligencias y los procesos implementados en nuestro programa de cumplimiento, Gildan ha determinado que no hay razón para creer que el estaño, tántalo, tungsteno u oro utilizados en ciertos componentes metálicos de nuestros productos pueden haberse originado en los países cubiertos. En cumplimiento con la Regla de minerales de conflicto, Gildan presentó su informe de divulgación el 31 de mayo de 2016 y ha seguido presentando tal divulgación de forma anual.

QUIERO ENVIAR ESTA PAGINA